jueves, 13 de diciembre de 2012

La historia de un cheque




Todo tiene un principio y un final. Para el próximo año tengo otros planes por lo cual dejo de publicar este blog. De verdad lo siento por todos ustedes.



Les cuento, se anuncio que la Biblioteca Nacional de Australia adquirió un cheque por 100 libras esterlinas que expidió a uno de sus hijos (tuvo 10) el escritor inglés Charles Dickens. Hasta hoy nadie sabia por que cheque nunca se cobro, en estos momentos su valor alcanza los de 31 mil dólares.

 Se habla también del hallazgo de una carta del autor de Cuento de Navidad y Oliver Twist entre otras muchas obras, donde explica el motivo por el cual su hijo nunca cobro el cheque. Al parecer su vástago se apersono en la institución bancaria con el fin de hacerlo efectivo, pero antes tuvo un altercado con el cajero. 





En la foto el cheque por 100 libras esterlinas de Charles Dickens 
y el guante con el que intento el vástago de Charles, cruzarle la cara al cajero.

Resuelta según la historia del novelista ingles, que su hijo ( a quien nombra con una serie de calificativos que no me atrevo a escribir aquí) ya dentro del banco, le entrego el cheque al cajero para su cobro y que el mismo le menciono, que el cheque estaba un mucho maltratado. 

Fue entonces que el hijo de Dickens, de una forma altiva y arrogante, le respondió al empleado bancario: "Su trabajo es exclusivamente, entregarme el importe del cheque. No tiene porque fijarse en minucias" agregando: ¡"Que se cree usted"!, a lo que el asalariado respondió indignado: "Por favor no me hable así, no son las maneras de un caballero" Después de oír esto, este júnior del siglo 18 enfureció y le reclamo: "Haberme dirigido la palabra es ya un insulto" e intento cruzarle la cara con su guante.

Ante el escándalo el gerente del banco tuvo que intervenir y explicarle al usuario que la institución, se regia por normas muy estrictas. Charles en su texto describe que su vástago, déjenme traducirlo del ingles... se encorajino. y salio enojadísimo del banco, prometiendo nunca más pisar ese lugar.

Esa es la historia del porque nunca se cambio el mentado cheque.

A mi me parece que el hijo del novelista hizo muy bien en nunca más poner un pie en esta clase de servicio odi OsO. Por menos, yo cancele mi cuenta en "Guardadito"